El Espíritu de nuestros hijos

Padres Afectivos y Efectivos

El Espíritu de nuestros hijos

Diana Said Cadavid
diana.said@cirodho.com.co

 

Cuando me refiero al “Ser Padres”, con frecuencia uso la frase “padres que ejercen” utilizo la palabra “padres” refiriéndome a la pareja que asume la responsabilidad de formar a un ser humano que llegó de sus entrañas y la palabra “ejercen”, porque sabemos que muchos abandonan a sus hijos para que sean otros quienes asuman su responsabilidad.

Ejercer como padres es ocuparnos de que nuestro hijo sienta nuestra presencia viva y permanente, es tener una consciencia clara de que ese Ser que hoy es un niño, mañana sea un adulto capaz y feliz gracias a mi guía.

El alimento, techo y poder enviarlo a la escuela, es el menor de los asuntos a resolver cuando tenemos un hijo. El mayor compromiso que asumimos con él es darle la posibilidad de que recorra un camino de felicidad durante toda su existencia y sepa afrontar los obstáculos que traerá consigo ese camino.

Crear una atmosfera de confianza, tolerancia, sinceridad y aceptación será la base principal para que nuestro hijo desarrolle un espíritu fuerte y es la fortaleza del espíritu lo que les permitirá hacer de su vida lo que deseen.

¿Cómo hacer esto? Asumiendo conscientemente la labor de padres, aceptando lo que somos y dando el 100% de lo que somos, no menos, tampoco más. Cuando damos, menos de nuestro 100%, estamos negándole posibilidades, cuando intentamos darle más, quedaremos con una deuda que jamás tendremos cómo pagar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
LinkedIn
LinkedIn
Share
Instagram